Los hospitales no están inmunes a los efectos de los desastres naturales. Importantes instituciones en Houston tales como Ben Taub y MD Anderson se han visto severamente afectados, hasta el punto de tener que cancelar las operaciones y transferir los pacientes a facilidades afiliadas.

¿Nadie aprende de cabeza ajena?

Los reportajes de noticias acerca de los daños por las lluvias del Huracán Harvey en Houston deben provocar que las personas a cargo de velar por las 4 fases de un desastre (mitigación, preparación, respuesta y recuperación) tomen nota.

En adición a ver las historias de fracaso, es importante también ver las historias de éxito. ¿Qué hicieron aquellos que, a pesar de haber sido afectados, pudieron continuar?

Las fases del desastre

Las 4 fases de un desastre son:

  • Mitigación
  • Preparación
  • Respuesta
  • Recuperación

Veámosla en orden reverso.

Recuperación

La recuperación es la fase más larga y costosa. Consiste en regresar a su estado funcional original previo al desastre. Lamentablemente algunas instituciones no logran recuperarse completamente. Algunas pérdidas son irremplazables, tales como las pérdidas de vida humana.

La recuperación no es solamente poder reconstruir, sino también poder volver a operar. El evento no afecta exclusivamente el hospital, sino también a la comunidad alrededor donde viven los empleados que trabajan.

La recuperación no comienza hasta que no haya terminado la fase de respuesta.

Respuesta

La prioridad durante la fase de respuesta es preservar la vida y propiedad. Los desastres naturales resaltan la calidad humana cuando las personas ayudan desinteresadamente a los demás en momentos de adversidad.

A pesar de que los servicios no-esenciales se cancelan, el hospital sigue teniendo a pacientes que no pudo transferir y a los empleados que proveen atención médica.

En las mentes de todos los empleados está la pregunta de cómo están sus familiares y seres queridos. Pero esta no es la fase de evaluar las opciones, sino de implementarlas. pero, ¿qué pasa cuando no hay un plan o este no ha sido ensayado?

Usted debe saber que en un desastre se espera que todas las personas colaboren de alguna manera u otra, inclusive en funciones atípicas o funciones que nunca ha realizado siempre y cuando sea viable que usted pueda hacerlas. Veamos un ejemplo ficticio: durante el Huracán X, el personal del piso de rehabilitación del Hospital Y fue asignado a la toma de signos vitales a pacientes en la sala de emergencia cuando de momento no hay luz eléctrica.

Preparación

Esta es la fase en la que nos encontramos todos los que no estamos en este preciso instante atendiendo una emergencia.

El tener un plan familiar le ayudará a mantener la calma mientras necesita estar enfocado en tareas importantes para pacientes críticos.

Los desastres naturales presentan retos específicos. El curso All-Hazards Disaster Response (AHDR), de la National Association of Emergency Medical Technicians, presenta de forma estructurada un análisis de los factores a considerar al responder a diferentes tipos de desastres.

Mitigación

La mitigación es evitar el efecto que pueda tener el fenómeno en cuestión sobre nosotros. Por ejemplo, no podemos evitar que ocurra un huracán, y sabemos que el huracán traerá consigo mucha agua, y quizás estamos ubicados en un terreno que puede inundarse. Entonces, desde el punto de vista de mitigación, tenemos que pensar: ¿qué pasaría si se inunda lo que coloco aquí? Si la pérdida es catastrófica, entonces la solución es obvia: moverlo a un lugar que no sea inundable. Pero cuando esto no es posible, entonces el siguiente paso es instalar equipos que puedan evitar la entrada del agua.

Aquí ocurre usualmente un grave error cuando decimos «sí, puede inundarse, pero en las últimas grandes inundaciones no se inundó». El hecho de que no ha ocurrido no significa que no pueda ocurrir.

Las lluvias luego de Allison en el 2001 provocaron que los hospitales se prepararan con puertas resistentes a inundaciones.

En el caso de Ben Taub, el sótano quedó inundado, y precisamente ahí es donde están los servicios de dieta. Por lo tanto el hospital quedó sin servicio de alimentos, excepto por raciones de alimentos secos con los que están sobreviviendo en lo que 1) reciben ayuda externa, 2) logran desalojar a todos. Irónicamente, el Hospital Ben Taub no había quedado inundado luego de las lluvias por Allison en el 2001.

Conclusión

Como profesional de la salud, usted debe tener un plan de desastre para usted, su familia y saber qué se espera de usted en el hospital.

Lecturas adicionales

http://nypost.com/2017/08/27/houston-hospital-forced-to-evacuate-due-to-flooding/

http://www.washingtontimes.com/news/2017/aug/28/flood-gates-around-houston-hospital-keep-out-flood/

https://www.theatlantic.com/health/archive/2017/08/the-houston-hospital-running-out-of-food/538266/

https://www.usatoday.com/story/news/2017/08/27/houston-flooding-pushes-hospitals-act/606802001/

Storm flooding engulfs MD Anderson Cancer Center, canceling treatments for days

https://www.theatlantic.com/health/archive/2017/08/the-houston-hospital-running-out-of-food/538266/

http://abcnews.go.com/US/hurricane-harvey-houston-area-hospitals-preparing-evacuate-patients/story?id=49457425

 

About Gustavo Flores

Gustavo Flores es el Director y Jefe de Instructores de Emergency & Critical Care Trainings LLC, una compañía que provee educación continua a profesionales de la salud. También es parte de la tripulación aeromédica de REVA Air Ambulance, y un miembro voluntario de FREMS Fire Rescue, ambos en Puerto Rico.Gustavo ha sido parte del Sistema de Emergencias Médicas por más de 20 años como proveedor y educador en Puerto Rico. Además tiene extensa experiencia en la promulgación internacional en paises como Aruba, Colombia, Chile, China, Costa Rica, Dominica, Ecuador, Equatorial Guinea (Africa), Estados Unidos, Guatemala, Honduras, Haiti, Islas Vírgenes de EEUU, Kazakhstan, Mexico, Panama, Paraguay, Peru, República Dominicana, Venezuela, y otros paises. Es un aficionado de la tecnología y la ciencia de la resucitación. Gustavo es un editor asociado para la Revista EMS World, una revista en español. También es miembro de la Junta Editorial de EMS World Magazine y EMS1, y es también miembro del Subcomité de Ciencias de Educación y Programas de la American Heart Association.Para la National Association of Emergency Medical Technicians (NAEMT), es el State Advocacy Coordinator para Puerto Rico, un miembro del Comité del Cuidado en Emergencias Pediátricas NAEMT. Es un miembro de la facultad internacional para muchos de los programas educativos de la AHA y NAEMT.