Según el periódico El Nuevo Día, «hubo 700 muertes más del promedio en los 20 días después de [el huracán] María». De esas «el 68% de las muertes tras María fueron personas de edad avanzada», según este otro artículo del mismo periódico. La preparación para casos de desastre para personas con discapacidades es fundamental para que esto no se repita.

¿Qué debemos hacer diferente este año?

La experiencia no sirve de nada si no hay retroalimentación y si no cambiamos nuestras conductas ante lo aprendido.

Aunque muchos desastres ocurren sin ningún aviso previo, otros tales como las tormentas y huracanes proveen una oportunidad para actuar en un tiempo limitado.

Ahora es el momento de completar estas cuatro recomendaciones:

  • Infórmese
  • Haga un plan
  • Prepare un equipo de suministros
  • Mantenga un plan

Infórmese

Por lo general, las autoridades de gobierno mantienen portales de internet con información actualizada sobre las recomendaciones vigentes. El Departamento de Seguridad Nacional de los EEUU tiene su portal Listo.gov.

Luego del paso del Huracán María por Puerto Rico, el gobierno estatal actualizó las recomendaciones en su nuevo portal Temporada de Huracanes.

Por otra parte, las organizaciones internacionales de ayuda en casos de desastre también tienen información valiosa. Por ejemplo, la Cruz Roja Americana ha creado junto a FEMA la guía titulada Preparación para casos de desastre para personas con discapacidad y otras necesidades especiales.

Si usted trabaja en un hogar de ancianos, considere realizar una evaluación de riesgos y vulnerabilidades. Este ejercicio le permite identificar las amenazas que debe mitigar y prepararse ante su eventual ocurrencia. Si usted desea que le ayudemos a realizar este ejercicio, contáctenos para más información.

Haga un plan de preparación para casos de desastre para personas con discapacidades

Las agencias de respuesta a emergencia están ocupadas inmediatamente luego de un desastre atendiendo las diferentes emergencias que ocurren. Las compañías que ofrecen servicio al hogar están compuestas también de personas que pueden también ser víctimas del mismo desastre. Tal como se anticipaba, las víctimas que necesitaron ayuda inmediata tuvieron que recurrir a sus vecinos, familiares y amigos para obtener ayuda antes, durante y después del desastre. Por lo tanto, ahora es el momento de identificar quién compone su red de apoyo.

Si el paciente está ubicado en una institución, existe la posibilidad de que pueda y/o deba ser movido a otra facilidad. Pregunte a los encargados de dicha institución cuál es el plan que tienen para realizar esto. Esta guía puede servirles de referencia.

Los pacientes en hospicio deben tener contactos alternos para el personal y el médico del hospicio.

Adiéstrese

El concepto de crear redes de apoyo no es nuevo. Para esto, FEMA ha creado los Equipos de Respuesta a Emergencias Comunitarias, (Community Emergency Response Teams, o CERT). La idea detrás de esto es adiestrar esas mismas redes de apoyo. Los equipos CERT pueden identificar personas con necesidades especiales dentro de su comunidad e identificar varias personas que puedan proveer esta red de apoyo individual y personalizada.

Si usted es profesional de la salud, considere tomar el curso All-Hazards Disaster Response, de la National Association of Emergency Medical Technicians y ofrecido por ECCtrainings todos los meses.

Prepare un equipo de suministros

El plan actual de emergencia familiar recomendado para Puerto Rico sugiere que se tenga suministros para 10 días, incluyendo equipos de un botiquín de primeros auxilios personal.

No obstante, cuando se trata de personas con discapacidades, hay ciertas otras necesidades que deben tenerse en cuenta tales como pañales extra y catéteres urinarios adicionales.

Si usted no tiene un almacén de suministros completamente separado de lo que usa rutinariamente, no ha aprendido una de las lecciones más valiosas pos-María: ser autosuficiente.

Si el paciente tiene necesidades que pueden ser anticipadas, tales como diálisis, considere si es posible adelantar la cita. Algunos desastres, tales como los huracanes, tienen cierto tiempo de aviso previo.

Mantenga un plan

«Ningún plan sobrevive el contacto inicial con el enemigo.» – Mariscal de Campo Helmuth Carl Bernard von Moltke

Si usted tiene un plan, lo(a) felicito. Ahora tiene que mantenerlo. Esto significa que debe asegurarse de que rote las botellas de agua cada cierto tiempo, y que se asegure que los equipos que tiene están en servicio.

¿Qué sí funcionó? Antes de analizar qué no funcionó, hay que ver qué sí funcionó. Es importante reforzar aquellas cosas que sí funcionaron.

¿Qué no funcionó? ¿Es posible mejorarlo? ¿Qué impide poderlo mejorar?

Conclusión

Aunque muchos puede estar todavía en la fase de «recuperación» de un desastre reciente, estamos en la fase de mitigación y preparación para el próximo desastre. Las personas con necesidades especiales requieren una planificación adicional por parte de sus cuidadores y miembros de la comunidad de respuesta a emergencias.

Referencias

https://www.elnuevodia.com/noticias/locales/nota/comocuidarlosenfermosduranteunhuracan-1289901/

https://www.elnuevodia.com/noticias/locales/nota/hubo700muertesmasdelpromedioenlos20diasdespuesdemaria-2428608/

https://www.fema.gov/pdf/library/spa_pfd_all476.pdf